Agua que se estanca cuando quiere fluir. Empuja con fuerza las paredes opresoras, y explora con suavidad rendijas por donde discurrir.

No. No es otro volcán. El agua no fuerza la salida, la busca. Cualquier hueco es bueno para encontrar el principio de la huida. Deslizarse, no romper. Crear, no destruir.

Toca abrir compuertas…

Anuncios